domingo, agosto 13, 2006

Argentina: sólo un millón de conexiones de banda ancha

El diario La Nación de Argentina publica el once de agosto, un informe de IDC preparado para Cisco, que indica que para el primer trimestre de este año había algo más de un millón de conexiones de banda ancha en el país, es decir, aproximadamente 2,7 personas cada cien la utilizan. En América del Sur éste es un número más bajo que el chileno, que arroja una relación de 5,3, y más alto que el de Brasil, de 1,9 (en cifras de La Nación). Si bien refleja una posición relativa más o menos destacada, en términos absolutos muestra a Argentina, y a la región en conjunto, muy lejos de su uso en el mundo desarrollado:
Si bien los datos muestran una de las cifras más altas de América latina, aún existe un largo camino por recorrer si se las compara con los índices de otros países como España (7%), Canadá (18%) y Corea del Sur (26 por ciento)
El artículo menciona dos aspectos positivos: la competencia entre operadores bajó el precio de la conexión, y en el corto plazo se produce un crecimiento importante en la cantidad de conexiones, permitiendo proyectar un porcentaje de utilización bastante más alto.

Cómo de importante es la masificación de la banda ancha?
"Nosotros creemos que los accesos de banda ancha hacen a la competitividad del país", dijo Sebastián Ballerino, gerente general de Cisco en la Argentina. "Internet no es sólo entretenimiento: cuanto más accesos haya, más educación, contenidos, desarrollo de aplicaciones y soluciones para la salud, como la centralización de historias clínicas, hospitales on line, etcétera"
Pueden quedar dudas? Encuentro más que clara la descripción de su influencia en la vida japonesa que hace Héctor García Puigcerver en su blog (vale la pena transcribirlo completo):

Internet a 120Mbps en Japón

Aunque los datos digan que desde hace años la economía Japonesa está en crisis, la realidad es que sigue siendo la segunda economía más importante del mundo con muchísima diferencia sobre la tercera. Se trata del país del mundo con mayor número de robots, con las mejores conexiones a Internet, con el mejor sistema de telefonía móvil del mundo, con los mejores sistemas GPS… Todos estos aparatos no salen de la nada, hay que fabricarlos. Construir y crear cosas nuevas hace que la economía funcione.

Por ejemplo, si queremos que la gente se pueda conectar a 120 Mbps desde sus casas necesitaremos implantar Fibra Óptica por todo el país. ¿Qué es lo que ha sucedido? Pues que actualmente Japón es el mayor fabricante de fibra óptica del mundo (Mi división de Asahi-Kasei Chemicals en Mitsubishi Corp. es el segundo fabricante mundial de Fibra Óptica), y cuando en España necesitemos fibra óptica en cantidad (¿De aquí 10 años? jajajaja) se la tendremos que comprar a los Japoneses que se forrarán con nuestro dinero. ¿No os recuerda esta historia al I-mode de NTT que compró Telefónica a los japoneses hace un año y pico?

Con esto lo que quiero deciros es que no hay que pensar solo en uno mismo (”A mi con 256 Kbps me sobra para mirar cuatro webs y consultar el e-mail…”) , hay que pensar también en las consecuencias que tiene sobre la economía y en general sobre los habitantes del país ir siempre los últimos de la cola. Además, “¿Para que quiero un Audi, si con un Seat 600 puedo ir del punto A al punto B?”, es un poco absurda la pregunta como podréis comprobar, pero lo peor de todo es que “En España están vendiendo Seats 600 al precio de Ferraris”, están “Vendiendo conexiones a 2Mbps al mismo precio que una conexión a 120Mbps en Japón!!!!!”.

¿Y para que usan tal velocidad los Japoneses? Pues los particulares básicamente para lo mismo que en Europa con la diferencia de que tardan muchísimo menos tiempo en bajarse las cosas. Por ejemplo, aquí ya son muy comunes las cámaras de fotos a 5 Mpx o incluso más, esto hace que si alguien entra en tu álbum de fotos japonés con una conexión Española (1Mbps por ejemplo), se pueda desesperar para ver todas las fotos. Otra de las utilidades que más está triunfando es la de los Juegos de Rol Masivos Online, prácticamente el 50% de los nuevos videojuegos en Japón son de este tipo. También hay canales de televisión que emiten por Internet y dicen que la calidad de la imagen es mucho mejor que en una televisión normal, esto no lo he probado.

Pero si volvemos al tema de las empresas, aquí la videoconferencia está muy extendida. Para comunicarse entre las diferentes divisiones de las empresas, y para hacer negocios con los Estados Unidos, se utiliza muchísimo la videoconferencia. Esto hace que las empresas se ahorren bastante dinero y además ayuda a que la comunicación dentro de grandes empresas sea mucho más eficiente y dinámica. Y cuando hablo de videoconferencia, estoy hablando de video en tiempo real a 640×480 o más. Por no hablar de la gran utilidad de tener conectadas todas las sedes de la empresa a 120 Mbps a precios ridículos, esto permite la expansión de una empresa con mucha más facilidad manteniendo la cohesión y la comunicación dentro de ella.

“Bien bien Héctor, pero yo sigo pensando que con 256Kbps me sobra para mirar correos y webs”. Ok, estoy de acuerdo, pero ¿que os parecería poder consultar vuestro mail y cuatro webs desde vuestro teléfono móvil por un precio razonable? ¿Qué conseguimos con esto? Por ejemplo, una mayor cultura tecnológica, aquí puedes ver a gente de 60 años enviando e-mails con el teléfono móvil dentro del metro tranquilamente. Aquí los e-mails son algo tan normal como hablar por teléfono. Si lo pensaís es mucho más sencillo que el e-mail se extienda por TODA la sociedad si está integrado dentro de los teléfonos móviles, imaginaros que todos los SMS en España fueran e-mails, eso es exactamente lo que sucede aquí. Aquí el concepto de SMS no existe, aquí se envian e-mails por defecto con el móvil.

Otro ejemplo que os puedo dar de culturización tecnológica, (Esto me ha pasado el otro día); pregunté a un hombre de unos 50 años como ir a tal sitio. Lo primero que hizo fue hacerme una reverencia y darme la bienvenida (Al estilo japonés), yo hice lo mismo. Como no sabía indicarme correctamente como ir, se sacó el móvil, enchufó el GPS y en un momento pude saber el camino hacia mi destino. Me imagino la misma situación en España: “Aaaacho nene!!! Pues puffff, ni puta idea d’ande está eso”.

Otra de las consecuencias de que tengan tecnología móvil con características similares a las que tenemos nosotros en nuestras casas es que casi el 100% de las webs japonesas tienen versión para teléfono móvil, esto hace que sea muy sencillo navegar por Internet desde el móvil. Otro dato final es que cuando conoces a alguien japonés normalmente te dan primero su e-mail, luego el teléfono móvil y finalmente su página web personal.

¿Es imposible proponerse objetivos más ambiciosos? Creo que no, y el primer paso es no conformarse con el mundo cercano. Y esto vale tanto para el aspecto tecnológico, como para el social, cultural y político. Hay otro mundo fuera de nuestra aldea, y funciona mejor.

1 comentario:

Demon dijo...

hmm..
seems like a fine idea
Best regards, Demon